15.1.07

The Queen

A Sofía Coppola se le ha ido la mano, en todos los aspectos, con María Antonieta. Y es una lástima, pues con sus dos primeros títulos prometía ser una cineasta de estimulante futuro pero, con este biopic de la que fuera una de las reinas más jóvenes de Europa, ha demostrado lo que muchos ya se temían: en su cine domina más la extravagancia que la fuerza narrativa.


En María Antonieta hay un poco de todo. menos historia. Todo cuanto la directora expone durante dos largas horas, podría haber quedado reducido a la mitad. Su ritmo es indeciso, vacilante: igual se puede colgar en largas escenas de un único plano y sin diálogo alguno, que sacarse de la manga una elipsis narrativa con la que eliminar de un solo plumazo el paso de varios años. Y ello cuando no decide enfrascarse de lleno en un vídeo-clip, al más puro estilo MTV, para potenciar las delicadezas de la pastelería versallesa de la época bajo los acordes del Ceremony de New Order. ¿Rarezas de autor o una simple cuestión de quemar metraje sin ton ni son? Personalmente, y vistos los resultados finales, me inclino por lo segundo. Para oir música moderna, adornando episodios de época, me quedo con Destino de Caballero: al menos no tenía pretensiones y resultaba entretenida.

Es una lástima que, contando con un interesante personaje femenino como el de María Antonieta, se muestre incapaz de mostrar algo nuevo al espectador sobre éste, pues tenía material más que suficiente para haberlo exprimido al máximo. Y es que una reina que acaba perdiendo su cabeza tras un levantamiento popular no es moco de pavo. Pero no, la Coppola se conforma con cuatro secretitos de alcoba y poca cosa más. Ni siquiera pone toda la carne en el asador a la hora de plasmar la decadencia perversa de la corte de Versalles; sólo la insinúa mediante cuatro mínimos detalles y, sobre todo, a través de inacabables cotilleos de las cortesanas de turno.

Está claro que la hija del Francis Ford se ha quedado en el envoltorio deslumbrante; jamás lo abre para mostrar el interior. Su excelente fotografía, la brillante escenografía y el cuidadísimo vestuario la pierden (por algo está ahí metida una de las mejores diseñadoras cinematográficas, Milena Canonero). Pero ahí se queda, no va más allá de la imagen, y lo poco (o mínimo) que cuenta avanza a trompicones.

La sosería interpretativa de Kirsten Dunst muy poco ayuda a consolidar un personaje tan mal perfilado como el de María Antonieta. La actriz luce sus habituales pucheros para adornar esa carita de niña pija y mimada con la que Tutatis la ha dotado, pues de actuar, nada de nada: sólo las posturitas de siempre. Suerte que, para paliar una elección tan ñoña y nefasta como la de esta actriz, por ahí pulula gente tan interesante como Asia Argento (genial en su papel de putona), Judy Davis o Danny Huston, este último deudor además de la escena más compacta de todo el film; aquella en la que el hermano de la Antonieta habla directamente con el marido de ésta sobre su supuesta impotencia.

Un producto innecesario y mal llevado, del que sólo destacaría un único recurso narrativo sobresaliente (aunque, por otra parte, lógico): el no enseñar, hasta el último momento, la figura de un pueblo hambriento y enojado con los desmanes de sus monarcas. Y es que, justo antes de ver su cabeza rodar, María Antonieta (una reina que gobernó de espaldas al pueblo) mostró por primera vez su rostro a aquellos que jamás quiso tener en cuenta.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

pero por que es malo para ti que se centre en lo que fue la vida de ella el lujo que en realidad se dio, su mismo nombre lo indica, es maria antonieta y no el pueblo, es la vida que esta reinita llevo que pocos conocian sus detalles, no sabemos si bien fue asi como esta peli lo muetra, pero en si se muestra la buena vida que ella siempre se dio

Felipe Barragan dijo...

Tal vez el problema es que aunque fuera su vida lo que sufrio el pueblo por parte de ella era una clave de la historia pues eso fue lo que la llevo a su muerte, Maria Antonieta, es una historia enigmatica que se pudo desarrollar mucho mejor y ser mas profunda, pero en esta película se deja un gran sin sabor creo que el principal efecto para que esto parasa fue la elección de la "actriz" que encarno a esta reina pues es muy mediocre. Soy un gran fanatico de la historia de la reina que perdio su cabeza y realmente sentí que falto mucho para que el personaje me gustara pues su actuacion era terrible (como en todas sus películas, un desastre) falto mucha mas historia y menos gastar imagenes rápidas sin dialogos y solo música de fondo, es una lastima lo que se hizo en esta película es un mal intento por demostrar la historia de una gran mujer.