17.10.12

SITGES 2012: Jornada 4 (robots sanitarios, tsunamis devastadores, alienígenas entrañables y alucinadas metafantásticas)

El domingo 8 de octubre no podía empezar mejor. De buena mañana, una pequeña joya: Robot & Frank. Dirigida por Jack Schreider, se trata de una cinta futurista que, navegando entre la comedia y el melodrama, nos acerca a la relación establecida entre un hombre con primeros síntomas de Alzheimer y un robot a su servicio que, contratado por su hijo, ejerce las funciones de cuidador. Emotiva y divertida por momentos, la película se beneficia del espléndido trabajo de un Frank Langella mayúsculo: él es ese hombre enfermo, gruñón y solitario, que estimulado por la presencia del autómata sentirá la imperiosa necesidad de recuperar su antiguo oficio, el de ladrón de guante blanco. De propina, haciendo lado a Langella, gente como Susan Sarandon y Liv Tyler. Un producto sencillo, aunque totalmente estimulante y cargado de sentimientos que, por derecho propio, consiguió el Premio del Público. Todo un lujo.


A continuación, en el Auditorio se proyectó el plato fuerte de la mañana, Lo Imposible, el nuevo film de Juan Antonio Bayona tras El Orfanato. Basado en el caso verídico de una familia que sobrevivió al tsunami tailandés del 2004, lo mejor del producto (a pesar de que ya lo había mostrado Clint Eastwood con anterioridad en Más Allá de la Vida) se encuentra en su primera hora de proyección, en donde el realizador, para exponer los efectos devastadores de la ola gigantesca, hace un alarde de tecnología ciertamente brillante. Después, a mi gusto, la cosa decae un tanto. La cosa se trata de reunificar de nuevo a los cinco integrantes de la familia protagonista: por un lado, la mujer y su hijo mayor; por el otro, el hombre y los dos pequeños. Bayona busca en demasía el uso del kleenex. Es tanta la emotividad que pretende crear que, por exceso, a mi me dejó bastante frío. A pesar de los pesares, se trata de un film valiente y esforzado que dignifica a la producción española actual y que, sin lugar a dudas, se convertirá en el título al que acudirán en masa los espectadores poco habituados a ir al cine. Interpretativamente hablando, resaltar los trabajos de una impresionante Naomi Watts y del joven Tom Holland, sobre el que recae el mayor peso de la película. Por su parte, Ewan McGregor da la impresión de ir un tanto perdido (y nunca mejor dicho) en medio de tanto barro y destrucción.


La mañana del domingo aún siguió por derroteros tentadores, pues llegó el turno de recuperar el E.T. El Extraterrestre en la impresionante pantalla del Auditorio del Meliá, en copia restaurada y remasterizada. Una gozada para quien no sufriera la desgracia, como me sucedió, de tener justo en la fila de atrás a un matrimonio que tuvo la inconsciencia de llevar a su hijo de apenas 2 años a ver una película en versión original subtitulada. Y es que la pobre criatura -con razón- no paró de preguntar y el padre, sin moderar la voz, de explicarle todo cuanto decían y sucedía en pantalla. Como no quería amargarme la sesión y conservar un buen recuerdo del film de Spielberg, a los quince minutos salí de la sala. Aún quedaba una película más por delante y valía la pena aprovechar el tiempo muerto para cargar las baterías de mi cuerpo serrano.


El día aún depararía otro título asombroso más: The Cabin In The Woods, todo un homenaje, ingenioso y divertido, al cine fantástico en toda su extensión. Realizada por Drew Goddard tras su guión para Monstruoso, la cinta, con un sentido del humor envidiable, entra a saco en lo que se ha dado en llamar el metalenguaje del género. Lo que empieza como una hiriente sátira a programas televisivos tipo Gran Hermano, y con un mucho de Los Juegos del Hambre en su haber -en donde cinco teenagers verán violada su intimidad en el interior de la solitaria cabaña que han elegido para pasar un fin de semana-, cambia totalmente de tercio cuando el director, a través de varios giros de guión, abre nuevas y sorprendentes capas en su argumento. Debido al número de sorpresas que acumula en su metraje (incluido un cameo de una estrella muy ligada al cine fantástico), es mejor dejar en este punto los comentarios. Vale la pena que la descubran por ustedes mismos. Seguro que la disfrutarán.


To be continued…

5 comentarios:

Saltamontes dijo...

Estimado Spauld,

Después de eones de no aparacer por aquí, decirle que le doy toda la razón sobre "Cabin in the Woods".

La pude ver ayer por la tarde de manera ilegal en mi PC y disfruté de lo lindo con ella. Muy, muy recomendable para los locos del fantástico. Esperemos que nadie la destripe y los que la vean lo hagan sin apenas saber de ella. Es la mejor manera de disfrutarla.

Un saludo y enhorabuena por el renacido blog!!

caligula dijo...

Ale, enterrando (aquí, que me he hecho con un ordenada para poder mandar la noticia por la importancia de la misma)

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/10/18/cultura/1350552570.html#comentarios

Sylvia Kristel se murió anoche, a los 60 años, de un cáncer.

El Señor Lechero dijo...

¿Podemos pedir "Emmanuelle" para el "Ustedes"?

Spaulding dijo...

Pueden pedirla, Mr. Milkmen... y el día que reanude la sección, allí estará la Emmanuelle.

sofia martínez dijo...

La mayoría de esta lista son cintas muy hermosas con mensajes de amor, amistad, lealtad que bien valen la pena ver. Hace poco encontré que están disponibles en películas online y eso me llena de alegría porque a veces es muy difícil conseguirlas.