2.10.17

Hoy no va de cine. Va de rabia.


No es el Chile de Pinochet. No es la Argentina de Videla. Es la España de Rajoy, esa España franquista que aún sigue activa y que tiene los santos cojones de autodenominarse demócrata.

Hoy, como catalán, escribo desde la rabia y la indignación. Ayer mi tierra se vio agredida de manera brutal. De forma desproporcionada, la Guardia Civil y la Policía Nacional, bajo las órdenes de un gobierno que nunca ha demostrado el más mínimo indicio de cariño hacia Catalunya, cargó contra nosotros por usar unas armas tan peligrosas como urnas y papeletas; armas que ellos deberían de considerar como de destrucción masiva. Ellos tenían (y tienen) la fuerza de las armas y nos dispararon con balas de gomas (artefacto prohibido por el Parlament catalán), nos rociaron con gases lacrimógenos, nos apalearon con sus porras y hasta insultaron a nuestras mujeres mientras las iban golpeando, pateando e incluso rompiéndole los dedos de una mano, uno a uno, a una joven mientras le sobaban los pechos. Un ataque indiscriminado. A los muy salvajes les daba lo mismo la edad de aquellas personas a las que humillaron con su violencia desacerbada, tan sólo por defender pacíficamente los colegios electorales con el objetivo de salvaguardar unas urnas que, en muchos casos, nos fueron usurpadas por las sucias manos de esa policía invasora. Unos machitos de mierda que desbravaron su ira contra un pueblo al que siempre han odiado. Robocops sin cerebro programados para matar.


Me siento orgulloso de haber formado parte de una de las mesas electorales que ayer se montaron en Catalunya (de forma voluntaria al no haber acudido los titulares de la misma) y, al mismo tiempo, me siento altamente ofendido cuando oigo a ciertos líderes políticos del PP, Ciudadanos y PSOE afirmar, de forma falsa, que algunos de los censados llegaron a votar en más de una ocasión. Una mentira absoluta; una de esas numerosas y cansinas mentiras de las que viven algunos políticos y la mayoría de medios informativos del resto de España desde hace ya demasiados años, con la única finalidad de crear una catalanofobia desmesurada. Les puedo asegurar que en mi mesa, al igual que en todas las de Catalunya, se controlaron todos los votos a través de un sistema informático al que no pararon de hackear a lo largo del día para reventar el referéndum de autodeterminación y que indicaba la posibilidad de haber votado con antelación. Tanto es así que, en mi mesa, se negó el voto a dos personas que no estaban censadas.

Hoy siento asco. Asco de seguir perteneciendo a un país que, por norma, se ha negado siempre al diálogo. Asco cada vez que veo por televisión a un palurdo franquista como Rajoy o a una enana energúmena como Soraya Sáenz de Santamaría, una mujer que no para de vomitar su ira sobre mí país. Asco cuando oigo hablar a cualquiera de los miembros de su gobierno y de su partido; un PP corrupto que, más que un partido, es un grupo mafioso en toda regla. Asco cuando veo a las gentes de C’s, un partido de fascistas empecinados en lamerle el culo al Marianico y sus huestes purulentas. Asco cuando los del PSOE y PSC me hablan de legalidad, empezando por su líder espiritual, ese achacoso de Felipe González que esgrime impunemente el imperio de la ley cuando él fue el primero en saltarse la legalidad organizando un grupo terrorista para acabar con ETA. Asco. Asco. Asco.

El día de ayer no lo olvidaré en mi vida. Ayer se cruzaron demasiadas líneas. Mai l’oblidarem. Visca Catalunya!

Por cierto, el número de placa del agente que le rompió los dedos de una mano a una chica, mientras la humillaba insultándola y metiéndole mano, es el 4U21. Un mal bicho, al igual que los responsables de haber ordenado tan brutal agresión a mi país..

15 comentarios:

Fachaman dijo...

-Personalmente soy contrario a la independencia catalana, pero no soy catalán, así que no importa por mucho que diga Rajoy.
-La violencia y la atención mediática del domingo no tenían sentido, entre otras cosas porque este referéndum tenía tanto valor como una encuesta vecinal. Ah, y de falsa nada, mira aquí:

http://www.laopiniondemurcia.es/nacional/2017/10/01/urnas-llenas-papeletas-empezar-votar/863995.html

-A favor de un referéndum pactado y legalizado. Aunque el nacionalismo me parece la tontería más grande desde los reinos de taifas, es su vida y es su tierra.
-Un placer leer tu blog, sigue así.

Spaulding dijo...

La intoxicación de los medios españoles no son muy fiables. Es muy fácil hacerse fotos ante una urna haciendo ver que votas. En mi mesa, un hombre que había votado sólo, nos pidió que lo fotografiáramos mientras introducía el sobre. Al cabo de un par de horas, volvió a venir, en compañía de su mujer para que votara ella. Y se hizo de nuevo otra foto, en este caso fingiendo y sin introducir el sobre.

En cuanto a las papeletas de la urna, hay dos posibilidades. Una, que fuera una de las urnas que llegaron a primera hora a los colegios electorales y que en su interior hubieran papeletas en blanco para ser utilizadas durante la votación (una manera de transportar juntitas las urnas y las buscadas papeletas) o que estuviera filmado tras el cierre de los colegios, cuando tras realizarse la contabilidad de las papeletas, muchos sacaron las urnas a la calle para celebrar con la gente allí congregada el haber podido votar.

Lo del censo universal no tiene nada de ilegal. Era la única forma de que aquellos que se encontraron su colegio electoral cerrado, pudieran realizar su voto en cualquier otro centro. La posibilidad de votar dos veces era imposible, pues la aplicación informática del censo avisaba en el caso de que el votante ya hubiera votado.

Repito: intoxicación. A eso ya estamos acostumbrados en Catalunya.

Krueger dijo...

Umm... Vale, la primera opción se me había ocurrido, parece lógica para el transporte a primera hora de la mañana, que es cuando salió la imagen.

De todas formas, ¿por qué la independencia? ¿Por qué tanto trabajo durante décadas, viviendo ya en democracia y sin garantía de una mejora económica? ¿Es para librarse de la monarquía? Porque yo a eso me apunto, una familia menos de ladrones.

Spaulding dijo...

La garantía de la mejora económica existe. Igual que existe asegurar las pensiones de nuestros jubilados; pensiones que en España peligran. De hecho, el gobierno del PP ha vaciado la caja de seguridad de las mismas.

Y eso de vivir en democracia bajo una ley mordaza, es mucho afirmar. ¿Qué democracia permitiría subvencionar una Fundación que lleva el nombre de Francisco Franco? Que yo sepa, ni Alemania ni Italia tienen fundaciones a nombre de Adolf Hitler y Benito Mussolini.

Y de paso, nos libramos de la monarquía. Todo son ventajas.

Groucho dijo...

Creo que lo de la chica a la que le rompieron los dedos uno a uno mientras le sobaban las tetas se ha quedado en un dedo inflamado y mirada de refilón al escote...

Spaulding dijo...

Groucho: si a tu hija, a tu madre o a tu mujer le hicieran lo que le hicieron a esa chica, puta gracia te haría.

Groucho dijo...

La misma que me haría que me dejaran el coche como quedaron los de la Guardia Civil estacionados frente a la sede de Economía de la Generalitat tras el paso de los pacíficos votantes que iban a ejercer sus derechos...

De todas maneras, tranquilos: mañana Independencia y pasado Corralito :-)

Spaulding dijo...

Veo que usted, Groucho, es de los de "A por ellos, oe, oe".

Groucho dijo...

No Sr. Spaulding, realmente, me horroriza el Gobierno central que sufrimos hace años y huyo de cualquier tipo de nacionalismo, del color que sean, pero lo visto estos días en Cataluña, donde los líderes políticos han ido buscando (fuera de la legalidad) unas imágenes de violencia policial donde escudarse (violencia que tuvo lugar al igual que cuando los mossos reprimieron las manifestaciones del 15M y ahí no se habló de Estado represor) y ahora oigo sentencias como que la fuga (masiva) de empresas no afectará a la economía de la hipotética República hacen que esto se parezca más a una peli de los Marx Brothers que a un proceso minimamente serio, busque ud. en youtube las imágenes de hace un par de años del Sr. Más asegurando muy mucho que en el caso de independencia los bancos se pegarían por establecerse en Cataluña, me he reído más que con la escena de "Y un huevo duro"...

Y respecto lo del "A por ellos" nada más lejos de la realidad, a mi realmente lo que me gustaría es ser francés o luxemburgues o noruego y dejar de sentir esta verguenza ajena.

Spaulding dijo...

Pues no lo parece...

Y, en el caso de los bancos y cajas de ahorro, en un caso de una hipotética independencia, es normal que busquen una sede social fuera de Catalunya pues, durante un tiempo, quedarían al margen del Banco Central Europeo. Pura estrategia de seguridad y no como intentan venderlo en Gobierno Central. Un Gobierno Central que, por cierto, no paran de escudarse bajo la palabra "legalidad" cuando ellos son los primeros ilegales, ya que estamos hablando de un partido con más de 700 imputados en casos de corrupción.

En cuanto a la carga de los Mossos cuando el 15M, estoy totalmente de acuerdo con usted. Pero es mi policía y soy consciente de que tampoco es perfecta, ni mucho menos. Pero yo abogo por tener mis propios malos... y no tener que sufrir las represalias de una policía estatal que parece rezumar odio contra el pueblo catalán, al igual que los gobernantes españoles.

Spaulding dijo...

Y, por cierto, a lo mejor el corralito se aplicará en España cuando los catalanes nos vayamos a navegar por el espacio sideral.

Anónimo dijo...

Hace más de diez años que visito este blog. Mis paseos digitales se han espaciado más y más, conforme el anfitrión iba espaciando igualmente sus entradas, hasta el punto de temer que la página había caído en un estado de abandono próximo al cierre, mas siempre tenía la fe de que, al llegar Sitges, habría una extensa crónica, que me daría la envidia de ir en persona a conocer el festival y, a lo mejor, tener la suerte de conocer al dueño del blog.

Hoy, sin embargo, contemplo horrorizado la carga de odio que rezuman los comentarios, la tremenda irracionalidad que deriva de un sentimiento de pertenencia excluyente. Los "malos" son menos "malos" si son de mi bando o lucen mi bandera. La independencia hará manar ríos de leche y miel porque, claro, España nos roba y, por supuesto, nos odia. La ley es corrupta porque no dice lo que queremos que diga y, por supuesto, en nombre de una justicia superior nos la saltamos (como un grupito de generales en 1936). Ay, cuántas barbaridades, en nombre de ese cáncer llamado nacionalismo.

Hace más de diez años que visito este blog y hoy será la última vez que lo haga. Con tristeza, al ver cómo una persona a la que se admira por su cultura cinematográfica no es inmune al mensaje del odio al otro, pero al pensar distinto, siento que ya no soy persona bienvenida en esta casa. Nunca he creído en ese mal que se cura leyendo y viajando, y me repele la idea de que se levante un muro llamado frontera entre parientes y amigos, en nombre de una historia inventada y de la exacerbación de un sentimiento identitario. Lamento que los sentimientos, señor Messa, se hayan impuesto sobre la mente, pero no debe usted llamarse a engaño, por mucho que sea seductor: su conflicto no es con aquella parte del pueblo español que no está de acuerdo con sus ideas (esto no es una boutade del Partido Popular y pensar que los "unionistas" son fachas es un simplismo tan válido como llamar nazis a las gentes de la CUP); ustedes han decidido enfrentarse a esa otra parte del pueblo catalán que no cree en sus ideas. Ahondan en una fractura ya de por sí profunda, irrogándose la legitimidad del todo, cuando no son más que una parte y, siendo realistas, no mayoritaria. Aun dando por válidos los resultados del plebiscito, aun pasando por alto la larga sucesión de irregularidades (digna, por cierto, de las votaciones que se organizaban para dar una falsa apariencia de legitimidad al franquismo) se ha decidido que quien calla, otorga. Casi parece que el derecho a decidir solamente es váido si se dice lo que se espera que se diga. A lo mejor es que, como dijo cierto político, el pueblo se equivoca y hay que sacarle de su error.

Adiós, señor Messa. Siempre fue un placer leer sus artículos, sus crónicas, sus reseñas. Le deseo lo mejor.

Spaulding dijo...

Igualmente, adiós señor Anónimo. Como mínimo, podría haber dado la cara pero, al igual que en esa parte oscura de esa España que detesto, es de los que prefieren ponerse una máscara para así, con la cara tapada, ir dando mazazos a diestro y siniestro.

A pesar de ello, gracias por haberme seguido durante todos estos años. Adiós y que tenga mucha suerte.

Groucho dijo...

Sr. Spaulding no creo que las 805 empresas que han cambiado su razón social en estos días supongan ningún problema para su República de la señorita Pepis, ni siquiera que el Sabadell anuncie que traslade su presidencia a Madrid, todos sabemos que están locas por volver y que será solo hasta que la UE les abrá sus puertas, apertura de puertas que está clara que ocurrirá según vemos las declaraciones de todos los líderes europeos día tras día...lo preocupante es que le están cambiando la razón social hasta los lectores de su, por otra parte y viniendo desde el odio más capitalino y centralista, estupendo blog.

Además considero que la fuga de sedes bancarias de Cataluña no es más que la continuación de un plan orquestado por ese padre de la patria que fue don Jordi y que inició hace muchos años con la fuga de capitales a Andorra. Primero el capital, luego la razón social, luego la fiscal y luego...Que por cierto esa fuga de capitales hacia Andorra a mi me jodió bastante porque como español me quedó menos que robar en las arcas catalanas. Cachis!!!

Saludos desde el esperpento (y del cariño)

Spaulding dijo...

Veo que les cuesta mucho entender que el odio no es hacia España. Simplemente, estamos hartos de ser maltratados por unos gobiernos centralistas que poco han hecho por Catalunya.

Y, por cierto, a Jordi Pujol y a toda su puta familia, que les den por culo.

¿Por qué parece que los Pujol sean los únicos corruptos del país, cuando desde el PP y el PSOE la corrupción es elevadísima? ¿A ninguno de ustedes les preocupa que, poco a poco, testigos de la Gürtel y de otros casos que han de testificar en contra del partido en el poder vayan muriendo a marchas forzadas? Yo, en su lugar, estaría bastante preocupado.