12.2.17

Ánima en pena


Hace ya una semana larga que Manchester Frente al Mar, película escrita y dirigida por Kenneth Lonergan, se pasea por las carteleras de nuestro país. Una ocasión única para disfrutar con uno de los mejores títulos estrenados a principios del 2017. Una historia compacta, dura y triste (¡tristísima!), que tiene por protagonista a un hombre con el que la vida se ha ensañado de mala manera.

Lee Chandler es un tipo que acumula en su vida todo tipo de golpes; golpes que le volverán a azotar duramente cuando tenga que regresar a su pueblo natal para asistir al funeral de su hermano Joe. Allí, tendrá que afrontar de nuevo a los fantasmas de su pasado y lidiar con un sentimiento de culpabilidad difícil de eliminar.


Lee es Cassey Affleck; un Affleck brillante que, pese a su complejo papel, afronta la construcción del personaje de forma totalmente sobria y creíble, sin extralimitarse en ningún momento y consiguiendo, con ello, uno de esos trabajos que huelen a Oscar. De hecho, él y su Lee Chandler son el alma mater de Manchester Frente al Mar, actor al que respaldan, de manera igualmente genial, gente como Kyle Chandler, Gretchen Mol o Michelle Williams, sin olvidar a otro de los sostenes del film, el joven y ponderado Lucas Hedges, el sobrino de Lee en el film.


La cinta de Kenneth Lonergan es pausada, contenida y tremendamente amarga, como una potente patada en la mismísima boca del estómago. Un guión milimétricamente calculado que, poco a poco, va abriendo puertas entornadas para que la platea descubra las causas del dolor que soporta el apagado Lee: un retrato punzante de un ánima en pena; un zombi en vida corroído por un suceso que nunca podrá alejar de su gris existencia.

Emotiva y cruda, esquiva en todo momento la tentación de sacarle la lágrima fácil al espectador. Lonergan sólo expone unos hechos y, manteniéndose siempre a cierta distancia, se reserva la posibilidad de juzgar a su personaje principal; un personaje al que, en el fondo y a pesar de su distanciamiento, trata con un cariño muy especial.


Un título imprescindible. Una de las película indiscutibles del año, tanto por su delicada puesta en escena como por la magistral interpretación de un Cassey Affleck único. Sin él, Manchester Frente al Mar no hubiera sido lo mismo. No la dejen escapar bajo ningún concepto.

3 comentarios:

caligula dijo...

Don Spa, esta vez no puedo estar más de acuerdo con usted. Todo un dramonazo contenido que, a mi modo de ver, lo que hace es ir construyendo un cuadro para explicar por qué las cosas están así y no de otra manera. Incluso que te descubran el meollo casi a mitad de película no hace que se pierda interés. Todos los actores están inmejorables. Mención especial a Michelle Williams en los escasos momentos en los que sale y se come a todos. Que opino yo que no entiendo el bombo exagerado que le dan a Jennifer Lawrence cuando están Michelle Williams y Amy Adams que le dan 20 vueltas.

Spaulding dijo...

Totalmente de acuerdo con lo de Michelle Williams. Con lo de Amy Adams, me temo que no opinamos igual: la encuentro sosísima.

ver Online dijo...

realmente me encanto esta pelicula y la trama gracias por tener este buen blog att :)